lentes de contacto

¿Qué tipos de lentes de contacto hay?

Millones de personas utilizan lentes de contacto en su día a día. ¿Por qué? Porque ofrecen un mayor campo visual y una mayor comodidad que el uso de gafas. Además, muchas de ellas prefieren su uso por razones estéticas, puesto que estas se colocan directamente sobre la superficie del ojo. Vamos a ver qué tipos de lentillas existen según su material, su frecuencia de uso y la afección que corrigen.

¿Qué tipos de lentillas existen?

Existen 2 tipos de lentes de contacto principales según su composición: las blandas y las duras o rígidas.

Lentes de contacto blandas.

Son las más utilizadas. Están hechas de un material flexible que se adapta bien al ojo, actualmente de hidrogel de silicona, por tanto son más cómodas. Según la frecuencia con la que hay que cambiarlas encontramos varias clases:

Lentillas diarias o desechables: son de usar y tirar. No hay que preocuparse de su mantenimiento y es una opción muy higiénica. Además, sirven para alternarlas con el uso de gafas para muchos pacientes.

Lentillas quincenales reutilizables: se reemplazan cada dos semanas. Son más económicas que las diarias y hay que limpiarlas a diario y llevar un correcto mantenimiento.

Lentillas mensuales reutilizables: se reemplazan cada mes. Se usan del mismo modo que las quincenales, y por lo general son las más económicas.

Lentillas de uso prolongado: no es necesario quitarlas para dormir o ducharse, y pueden llevarse hasta 30 días seguidos.

Lentes de contacto rígidas.

Tienen una superficie más rígida que no se deforma y sin agua. Su uso es más prolongado, normalmente entre 6 y 12 meses, y se recomiendan para corregir afecciones como el astigmatismo o la progresión de la miopía.

Otras clases.

También encontramos otros tipos de lentillas según la afección visual que corrigen.

Lentillas esféricas: son las que ayudan a corregir la miopía o hipermetropía, las más «comunes».


Lentillas tóricas: están indicadas para corregir el astigmatismo. Compensan las diferencias que existen en la forma del ojo, y permiten que la luz se enfoque correctamente en la retina que hay situada detrás del ojo.


Lentillas multifocales: las que tienen distintas graduaciones dentro de una misma lente, y están indicadas para personas con presbicia. Las lentes de contacto multifocales te permiten ver de cerca, de lejos y en distancias medias.

Cada paciente tiene una necesidad visual distinta, por lo que es muy importante realizar un examen visual y elegir correctamente el tipo de lentes de contacto a utilizar, además de su frecuencia según el estilo de vida.

Si necesitas corregir tu visión, o estás pensando en pasarte a las lentillas, y no quieres equivocarte en tu elección (o gastarte más de lo necesario), ven a vernos.

Te asesoraremos de forma personalizada.

 Encontraremos la mejor solución para ti.

Nos encontrarás aquí.

Síguenos además en nuestras redes sociales y no te pierdas nuestras últimas novedades, consejos, productos recomendados… Y todo lo que necesitas saber para cuidar tu sentido más importante.