El aumento de la miopía en niños tras la pandemia

El confinamiento provocó un aumento de la miopía en los niños.

La pandemia cambió radicalmente nuestras vidas durante unos meses, y dejó secuelas que perdurarán en el tiempo. El confinamiento para evitar el contagio del Coronavirus hizo que cerraran los colegios e impidió que los más pequeños pudieran salir a jugar a la calle, lo que provocó un aumento de la miopía en los niños.

La miopía, o visión corta, es un problema en el que los objetos que están cerca se ven claros, pero los que están lejos se ven borrosos. Los ojos miopes tienen la córnea demasiado curva, o el globo ocular más largo de lo normal, y esto hace que los rayos de luz se refracten de manera incorrecta, enfocando imágenes delante, y no en la superficie de la retina.

La falta de luz solar, la principal causante.

Ni muchas horas ante la televisión, ni los videojuegos, ni la lectura; numerosos estudios realizados por universidades de todo el mundo en los últimos meses han determinado que la falta de luz solar ha sido la principal causante del aumento de esta afección visual en los niños durante la pandemia.

La ausencia de luz solar influye directamente en el modo en que se desarrollan los ojos de los más pequeños. Los rayos del sol liberan dopamina en la retina, una sustancia que evita que el globo ocular se haga más largo y ayuda a prevenir este problema visual.

El mayor desarrollo de la miopía se produce entre los 7 y los 17 años. Este defecto visual en los niños es importante porque a la larga puede producir problemas oculares mayores e incluso la ceguera. 

Miopía en niños

La «nueva pandemia».

Los expertos señalan la miopía como la “nueva pandemia” post coronavirus a la que también hay que poner freno con rapidez. Con una intervención a tiempo se puede prevenir o disminuir su progresión.

Que los niños pasen al aire libre al menos dos horas al día contribuye a evitar su aparición. Una vez que ya ha aparecido la miopía, hay varias formas de controlarla, como son las lentes nocturnas y los colirios, y modos de corregirla, como es el uso de gafas graduadas o de lentes de contacto.

Es necesario que hagamos hincapié en lo importante que es la prevención para hacer frente a la miopía. Según estudios de la OMS, dentro de 30 años se prevé que el 50% de la población sea miope.

Si aún no le has hecho un examen visual a tu peque, ¡no lo dejes pasar! Venid a vernos, y cuidaremos de su sentido más importante.

Síguenos además en nuestras redes sociales y no te pierdas nuestras últimas novedades, consejos, promociones y acciones especiales.

El confinamiento provocó un aumento de la miopía en los niños.

La pandemia cambió radicalmente nuestras vidas durante unos meses, y dejó secuelas que perdurarán en el tiempo. El confinamiento para evitar el contagio del Coronavirus hizo que cerraran los colegios e impidió que los más pequeños pudieran salir a jugar a la calle, lo que provocó un aumento de la miopía en los niños.

La miopía, o visión corta, es un problema en el que los objetos que están cerca se ven claros, pero los que están lejos se ven borrosos. Los ojos miopes tienen la córnea demasiado curva, o el globo ocular más largo de lo normal, y esto hace que los rayos de luz se refracten de manera incorrecta, enfocando imágenes delante, y no en la superficie de la retina.

La falta de luz solar, la principal causante.

Ni muchas horas ante la televisión, ni los videojuegos, ni la lectura; numerosos estudios realizados por universidades de todo el mundo en los últimos meses han determinado que la falta de luz solar ha sido la principal causante del aumento de esta afección visual en los niños durante la pandemia.

La ausencia de luz solar influye directamente en el modo en que se desarrollan los ojos de los más pequeños. Los rayos del sol liberan dopamina en la retina, una sustancia que evita que el globo ocular se haga más largo y ayuda a prevenir este problema visual.

El mayor desarrollo de la miopía se produce entre los 7 y los 17 años. Este defecto visual en los niños es importante porque a la larga puede producir problemas oculares mayores e incluso la ceguera. 

La «nueva pandemia».

Los expertos señalan la miopía como la “nueva pandemia” post coronavirus a la que también hay que poner freno con rapidez. Con una intervención a tiempo se puede prevenir o disminuir su progresión.

Que los niños pasen al aire libre al menos dos horas al día contribuye a evitar su aparición. Una vez que ya ha aparecido la miopía, hay varias formas de controlarla, como son las lentes nocturnas y los colirios, y modos de corregirla, como es el uso de gafas graduadas o de lentes de contacto.

Es necesario que hagamos hincapié en lo importante que es la prevención para hacer frente a la miopía. Según estudios de la OMS, dentro de 30 años se prevé que el 50% de la población sea miope.

Si aún no le has hecho un examen visual a tu peque, ¡no lo dejes pasar! Venid a vernos, y cuidaremos de su sentido más importante.

Síguenos además en nuestras redes sociales y no te pierdas nuestras últimas novedades, consejos, promociones y acciones especiales.